Seleccionar página

CUIDEMOS AL QUE CUIDA

6 Oct 2020

Entradas recientes

El Síndrome del Cuidador es un trastorno que se presenta en personas que desempeñan el rol de cuidador principal de una persona dependiente. Se caracteriza por el agotamiento físico y psíquico. La persona tiene que afrontar de repente una situación nueva para la que no está preparada y que consume todo su tiempo y energía. Se considera producido por el estrés continuado (no por una situación puntual) en una lucha diaria contra la enfermedad, y que puede agotar las reservas físicas y mentales del cuidador.

Conforme el tiempo va pasando el cuidador poco a poco:

  • sufre una gran carga física y psíquica,
  • se responsabiliza por completo de la vida del afectado (medicación, visitas médicas, cuidados, higiene, alimentación…),
  • va perdiendo paulatinamente su independencia ya que el enfermo cada vez le absorbe más
  • se desatiende a sí mismo: no toma el tiempo libre necesario para su ocio, abandona sus aficiones, no sale con sus amistades, etc. y acaba paralizando, durante largos años, su proyecto vital.
  • Y es que “el tiempo no lo cura todo”… Conforme pasa el tiempo, la calidad de vida del afectado va estabilizándose o mejorando (si acude a centros especializados), mientras que la del cuidador va decayendo, porque nadie le cuida.

Desde fOgaR consideramos fundamental CUIDAR AL QUE CUIDA y ponemos nuestros medios para ayudarle en la medida de lo posible; creemos además, fundamental, el seguir una serie de pautas; teniendo en cuenta que ASUMIR QUE EXISTE UN PROBLEMA, es la más importante de todas, pero además:

  • NO sea el ÚNICO CUIDADOR, involucre a otras personas que compartan dicha tarea (no soy un superhéroe y es fundamental repartir la tarea de cuidar).
  • HABLE Y EXPRESE SUS SENTIMIENTOS al resto de la familia sus sentimientos y sus temores para hacerles partícipes del problema, y evitar sentirse culpable cuando se dedique tiempo a sí mismo
  • MOMENTOS DE RESPIRO Y AUTOCUIDADO: Es fundamental cuidarse a uno mismo, seguir disfrutando de momentos de placer, de ocio…
  • EVITE AISLAMIENTO SOCIAL: Salga de casa y póngase en contacto con amigos.
  • INTENTE QUE SU FAMILIAR SEA LO MÁS AUTÓNOMO E INDEPENDIENTE POSIBLE (hacerle todo no es beneficioso para él, sino que es muy perjudicial)
  • LA SITUACIÓN ES LA QUE ES, estresarse, hacer todo sin planificar, gritar o correr, no sirve de nada. Cuanto antes aceptemos la nueva situación, antes seremos capaces de afrontarla desde un ambiente propicio para evitar tensiones. Es imprescindible entender que tenemos una persona «enferma» a nuestro lado y que todo lo que hace es producto de su enfermedad y «no para fastidiar».
  • PONERSE EN MANO DE PROFESIONALES SOCIOSANITARIOS cualificados que puedan orientar y facilitar herramientas para un correcto manejo de todas las situacioones que se den en el día a día.